Categorías

Feb
7th

Boletin fiscal 17-0702

Categories: Fiscal | Etiquetas: , ,

 Repatriación de capitales.

 

El pasado 17 de enero y con el propósito de fomentar y facilitar el retorno de capitales mantenidos en el extranjero, el Presidente de la República expidió un decreto que otorga facilidades administrativas y fiscales a aquellas personas que retornen dichos capitales.

 

CARACTERÍSTICAS

 
1.    Vigencia

El decreto tendrá una vigencia de 6 meses contados a partir del día 19 del presente mes de enero.

 

2.    A quiénes aplica

a)    A las personas físicas y morales residentes en México.
b)    A personas físicas y  morales residentes en el extranjero, con  establecimiento permanente en México que hayan obtenido ingresos provenientes de inversiones directas o indirectas que hayan mantenido en el extranjero hasta el 31 de diciembre de 2016.

 

3.    Base

Los ingresos sobre los cuales se pueden aplicar los beneficios del decreto, son    los gravados en los términos de los  Títulos:

II  De las personas morales.
IV De las personas físicas.
VI De los regímenes fiscales preferentes y de las empresas multinacionales de la Ley ISR, excepto de aquéllos que correspondan a conceptos que hayan sido deducidos.

 

4.    Condiciones

a)    Temporalidad.- Los ingresos e inversiones que se retornen durante la vigencia del decreto y se inviertan y permanezcan en territorio nacional por un plazo de al menos dos años, contados a partir de la fecha de su retorno.

La inversión de los recursos debe hacerse durante 2017.

b)    Medios.-  El retorno de los recursos debe hacerse a través de operaciones realizadas a través de instituciones de crédito o casas de bolsa constituidas en México, con entidades constituidas fuera del territorio nacional y presten servicios financieros.

 

5.    Impuesto a pagar

a)    Cálculo.- El impuesto se calculará aplicando la tasa del 8% al monto total de los recursos que se retornen y que se hubiesen mantenido en el extranjero antes del día  1º. de enero de  2017, directa o indirectamente.
El tipo de cambio aplicable será el del día en que se efectúe el pago del impuesto, de conformidad con el Código Fiscal de la Federación.
a)    Impuesto acreditable.- Los contribuyentes podrán acreditar el ISR que hayan pagado en el extranjero por los ingresos provenientes de inversiones directas e indirectas que hayan mantenido en el extranjero antes del 1º. de enero de 2017, atendiendo a las disposiciones contenidas en el artículo 5 de la Ley ISR.
El monto del impuesto acreditable no podrá ser mayor al que resulte de aplicar la tasa del 8% a los recursos que se retornen.

 

6.    Fecha de pago

El impuesto se pagará dentro de los 15 días naturales siguientes a la fecha en que se retornen los recursos al país.

 

7.    Inversiones indirectas

Son las que se realicen a través de entidades o figuras jurídicas extranjeras en las que el contribuyente participe directa o indirectamente, así como las que se realicen a través de figuras transparentes, a las que se refiere el artículo 176 de la Ley ISR, en sus párrafos  ocho y nueve.

 

8.    Inversión en México

Los recursos retornados deberán ser destinados a:
a)    Adquisición de   bienes de activo fijo deducibles y que sean utilizados  por los contribuyentes para realizar sus actividades en el país.
b)    Adquisición de terrenos y construcciones ubicados en México, que en la misma forma del inciso anterior, sean utilizados por los contribuyentes.
c)    Investigación y desarrollo de proyectos propios del contribuyente.
d)    Inversiones a través de instituciones de crédito o en casas de bolsa en México.

 

9.    Contribuyentes no elegibles

a)    A los que con anterioridad a la fecha del pago del impuesto, se les hubiera iniciado el ejercicio de las facultades del as autoridades fiscales o cuando hayan interpuesto un medio de defensa o cualquier otro procedimiento administrativo o jurisdiccional, relativo a los ingresos a los que se refiere el decreto.
b)    Tampoco es aplicable el decreto, cuando se trate de ingresos que provengan de actividades ilícitas.

 

COMENTARIO
Este decreto es una herramienta atractiva para incentivar el regreso de capitales, en una época en la que el país requiere de la inversión de los particulares.
Sin duda es un régimen mucho más fácil y benigno que el que hasta ahora estaba previsto en la Ley del Impuesto Sobre la Renta.